jueves, 28 de agosto de 2008

Fin de las vacaciones

Se acabó lo bueno. Tras otro largo viaje estamos de nuevo en Madrid, con un poco de colorcillo moreno, más peso y un poco hinchado por la cortisona. Ahora nos viene un mes de septiembre con médicos y pruebas varias.

Aunque no quiera, comparo los 3 últimos veranos y me pregunto cómo serán las siguientes vacaciones. En las fotos se ve claramente la evolución de la enfermedad. Es indudable que los problemas son cada vez mayores y que con una evolución similar se complicarán mucho.

intentaremos salir este invierno algunos fines de semana y seguir disfrutando de todos los amigos y de la vida. Hay alguna casa rural pendiente por ahí.

Gracias a todos los que me habeis escrito durante estas vacaciones. Ahora iré retomando el blog y otras cosas. Si alguien tiene alguna propuesta que me escriba.

Por último gracias a los porteadores que me han llevado sin descanso de un lado a otro. ¡GRACIAS!
¡Disfrutad de los días de vacaciones que os queden!

5 comentarios:

Charito dijo...

Bueno, bueno.
Oido cocina, lo de la casa rural va por nosotros. Este invierno sin falta me pego al culo de Juanlu y que busque algo a mitad de camino y accesible para ti.
Bueno chicos me alegro de que ya esteis de vuelta y espero que os lo hayais pasado bien por mi Cai.
Besitos y me ha encantado veros de nuevo.
Seguimos en contacto

dagan dijo...

BUENO QUE TAL HABEIS VISTO A LOS SEVILLANOS, ESTAN COMO SIEMPRE, GUAPOS, GUAPOS ,GUAPOS, A NOSOTROS NO HIZO MUCHA ILUSION VOLVER A VERLES, LA PENA ES QUE NO COINCIDIESEMOS TODOS POR EL SUR, POR CIERTO """""QUE ZONA MAS BONITA""
BESOS RA Y NURI MUAK MUAK!!!!!!

Anónimo dijo...

Los porteadores y sus señoras agradecen a Nuria a Raúl los buenos momentos pasados en Conil.

Riau

Hortaleza Legal dijo...

Los porteadores estaremos encantados de repetir las veces que sea unas vacaciones tan divertidas.
P de F.

Isa dijo...

Bueno, bueno, bueno. Veo que te lo montas fenomenal. Con ese espíritu, esa mujer y esos amigos, no necesitas más para pasar un verano estupendo (y unos ratos estupendos). Me alegro mucho de que te lo hayas pasado tan bien y de que hayas podido disfrutar del agua gracias a las ayudas técnicas que, como bien dices, deberían dejar de ser algo extraordinario y convertirse en algo cotidiano en todas las instalaciones. ¡Sigue así!
Un beso,
Isa (no la niña Isa, sino la otra) :-)