viernes, 29 de agosto de 2008

¿Informar, difamar, jugar con los sentimientos?

Estos días se centran los medios de comunicación en la tragedia del avión de Barajas.
Leyendo algún periódico y viendo algún programa de televisión me pregunto dónde está el límite. ¿Vale todo? ¿Qué es informar? ¿Qué es jugar con el dolor ajeno?

Hay medios que solo dan valor a una noticia en función de la “carnaza” que pueden sacar. Pero ¿qué es libertad de información y expresión y qué es difamar gratuitamente?

Yo no salía de mi asombro al oír cómo preguntaban al padre de una superviviente ingresada en el hospital cosas como ¿Sabe su hija que es la única superviviente de la tripulación? o ¿Le han dicho a su hija cuántos muertos hay? Y encima ponían cara de extrañeza cuando decía el padre que no. ¿Es eso informar?

También me parece increíble lo de las hipótesis. Es una forma gratuita de lanzar acusaciones y de vender más. Eso sí, sin rectificar jamás y sin tener en cuenta el daño que se hace a las familias de las víctimas. Da la impresión de que solo quieren hurgar en el dolor ajeno para sacar provecho.

Creo que, o los propios medios de comunicación, ponen límites ya o el futuro de la información es muy negro.

1 comentario:

Nestic dijo...

Sencillamente no tenían noticias más allá de las Olimpiadas y no tienen ningún pudor en arrancar carnaza que atraiga a la gente al televisor. Yo no he visto ni un telediario en estos días para evitarme oir todas estas cosas que comentas. Asqueroso.