domingo, 18 de enero de 2009

La nieve versus las enfermedades

Uno de los refranes más repetidos estos días ha sido ese de: "Año de Nieves, año de Bienes".

El pasado 9 de enero, nevó en Madrid como hacía muchos años que no lo hacía.

Haciendo gala de mi fama de gafe, había estado comentando con JUAN (la persona que me cuida cuando Nuri no está) que en Madrid no nevaba como lo hacía antes (parecía todo un abuelo), y le contaba que nos quedabamos aislados en nuestro barrio cuando eramos pequeños. Pues decir yo esto y atascarse Madrid. Como diría alguno/a eres un poco "bocas".

Esta nevada me recuerda en algunos aspectos a las enfermedades:

  • Es algo que llega sin estar previsto.

  • No hay un plan previsto para afrontarlo.

  • También hay algún aspecto positivo como que la agente aprende a disfrutar de cosas pequeñas, como puede ser hacer un muñeco de nieve o una guerra de bolas de nieve.

  • Si te cae una nevada o una enfermedad inesperada, mejor que no sea solo.

  • Que no puedas subir a una avión por el temporal, o que te toque la ELA, le puede pasar a cualquiera.
Aquí os dejo una foto que hizo Nuria desde casa. Seguro que a vosotros se os ocurren más comparaciones posibles.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Ya estaba hechando en falta algun comentario tuyo sobre la nieve!
Dices que os quedavais aislalos en tu pueblo cuando erais pequeños. A mí me pasa todo lo contrario, que no la he visto hasta que llegué a Madrid, así que me encanta. Toda mi ilusión es salir a pisar la nieve recien caida, cuando todavia no la ha pisado nadie e ir dejando mi huella...
M. Angeles

Isabel dijo...

Mi comparación es que leer tus posts es como ver la nieve caer. Copo a copo, aumenta la felicidad al ver que la ciudad se tiñe de blanco, que los niños juegan como nunca... Y tú, post a post también haces que aumente nuestra felicidad, porque con ellos nos damos cuenta de que aunque ya sabíamos que hay que darle importancia a las cosas que merecen la pena y que no hay que perder el tiempo en lo negativo, no lo estamos haciendo, el día a día nos come. Tu blog es la nevada que post a post (copo a copo) nos hace más felices y nos recuerda qué y quién merece nuestro tiempo.
¡Mil gracias!
Isa

Anónimo dijo...

Me encanta la nieve, como he visto poquita en mis años de vida... y además es que la nieve al final es uno de esos fenómenos meteorológicos que te hacen decir otro refrán ese de "Al mal tiempo buena cara" porque aunque cause problemas de atasco, incomunicación, etc. al final la nieve se queda en la cabeza de todos como un recuerdo bonito; pasear por o bajo la nieve, hacer muñecos de nieve, hacer una guerra de bolas de nieve y, mil cosas que se nos ocurren con la nieve que son divertidas y luego siempre recordamos.

Gracias por hacernos recordar momentos bonitos, tú eres con tus palabras otro momento bonito en nuestras vidas.

Un besito,
Sandra

jrrofi8més dijo...

"Lo importante no es lo que ocurre, sino, como te enfrentas a lo que te ocurre". Juan Manel Serrat

"Lo important no es el que et passa, sinó, com t’enfrontes a el que et passa". Juan Manel Serrat

EN LA FOTO DE NURIA HE VISTO UNOS NIÑOS CONGELADOS EN UNA SEÑAL!

RAÚL DELICIOSO RELATO! UN ABRAZO JOSEP

ANIMOS CORAJE Y PALANTE...

Anónimo dijo...

Yo añadiría que, estando atrapado, aunque reclames, preguntes, y pidas ayuda a los superiores, tarda mucho en llegar y la espera se hace larga y pesada, ¿podríamos compararlo con la enfermedad? yo creo que también.
Siempre haciendo pensar en lo que nunca nos habíamos planteado...Gracias pareja.
Mañana recibiréis mi reportaje, que he escrito con todo mi cariño

Leticia (Zaragoza)

Anónimo dijo...

Hola Raúl,

Soy Mireya, una chica de Barcelona. He llegado a casa después de clase y me ha dado por meterme en la web de ADELA...llegando hasta tu blog.

He leído unas tres entradas de las publicadas y me han entrado ganas de escribirte por dos razones, para darte ánimos y también para agradecerte tu actitud y palabras.

No padezco ELA pero mi madre la tuvo, así que conozco la enfermedad de cerca. Claro está que al tener 18 años todavía me queda mucho por aprender, que se supone que no se nada de la vida, etc.,etc., (trabajo por las tardes captando socios para la Fundación Josep Carreras y un hombre al que intenté hacer socio ayer me dijo eso xD)
...pero gracias a mi madre aprendí muchísimo, sobre todo valores, que es lo que realmente importa y siempre permanece pese al contexto de cada uno. Con esto quiero decir que estoy segura de que das muchísimo a la gente que te rodea, que te ayuda, que te lee...sin rebuscar mucho: aprenden a escuchar, a valorar lo efímero, a aumentar la paciencia...y también, algo que yo considero bastante importante: a distinguir entre compasión y comprensión, a tener empatía.

Sé lo dura que es la enfermedad y supongo que por eso te estoy escribiendo, no puedo leerte sin comentarte (si algo está mal escrito o es incoherente lo siento pero es q tengo algo de prisa). Además, siempre va bien recordar ciertas cosas, decir unas palabras...

Una circunstancia te puede poner barreras pero aun habiéndolas siempre suelen haber alternativas, diferentes caminos, que por tener un huevo de obstáculos no tienen por ser tan negativos. Uno durante su vida va cambiando de carácter, quizá de habilidades, de intereses, costumbres y se va amoldando al tiempo y contexto siempre, en teoría, viviendo el presente, aprovechando lo que tenemos, ¿no?...Una enfermedad puede cambiar tu caracter, quizá habilidades, intereses, costumbres pero esto no impide vivir el presente. Dicen que Carpe Diem y ahí está el secreto de la felicidad para mi ya que sólo existen momentos felices.

Dicen que la esperanza es lo último que se pierde...sí, es muy repetida esa frase...así que te dejo una que siempre escribo y digo "Si la vida no et somriu fes-li pessigolles"..hay gente que le da rabia de tanto q la digo pero quién sabe, quizá no pillan la metáfora jaja.

Tras 4 años de la enfermedad de mi madre la investigación ha avanzado muchísimo, recuerdo que veíamos lo de las células madre como algo casi futurístico! por eso te animo, ten fe =)
No lo digo por compasión, realmente creo que es necesario tener fe en el tiempo, la gente, la investigación, familia, amigos...y creo posible que se encuentre una solución a la ELA y a muchas otras enfermedades que padecen miles de personas.

El poder de la mente es bastante desconocido pero sí que se sabe que el reir, el pensamiento positivo y el ser optimista es muy beneficioso para TODO el mundo ;)

Un saludo,
Mireya.


(Por cierto, como he dicho al principio de este comentario trabajo por las tardes captando socios para la Fundación Josep Carreras y a varias personas les he preguntado x curiosidad si conocían otra esclerosis que no fuera la múltilple y me dicen que no, a no ser que conozcan a alguien que la padece. Entonces yo les voy informando... seguid haciendo lo mismo vosotros con el blog ;)

Anónimo dijo...

Vuelvo a ser yo, Mireya.

Siento haber escrito tanto pero ya que estoy te recomiendo un escritor/filósofo, si te gusta leer...

KRISHNAMURTI
(prefiero no recomendarte ningun libro de él, mejor que busques qué libros tiene y escojas es título que más te atriga).

Si leyerás algo de él y te apetece dime qué te ha parecido mediente un mail (creo que soy adicta a los mails xD): m8ireya@hotmail.com

[Si la vida no et somriu fes-li pessigolles] =)
Mireya.

centro de ski dijo...

Toda la razón con tu post!
Pero de todas formas, hay que disfrutar la nieve, siempre se pueden hacer figuras entretenidas !

Saludos y éxito!