martes, 25 de noviembre de 2008

Ingreso con Barreras

No he podido escribir en estos días porque he estado ingresado en el hospital para aprender a utilizar varios aparatos: un bipap, un asistente para la tos y un resucitador (ambu).

Se supone que el uso de estos aparatos mejorará mi calidad de vida, sobre todo para estar menos cansado.

La experiencia en el hospital ha tenido, como casi siempre, dos partes. Una positiva que ha sido la actitud de los profesionales que me han atendido (Doctora Calle, Passio y todo el personal de la 2ª norte del hospital clínico. Tampoco he de olvidar a los ya conocidos de Neurología y Digestivo).

En la parte negativa, y muy negativa las instalaciones del hospital: el baño de la habitación totalmente innacesible en silla de ruedas y tampoco andando con ayuda. Esto me obligaba a desplazarme a la planta 0, para utililizar un baño adaptado, que era público.





A continuación os muestro unas fotos en las que se ve las condiciones del baño de la habitación.

Esto desgraciadamente parece tercermundista.

Ahora solo me queda irme adaptando en casa a las nuevas máquinas. Ya os iré contando mi experiencia con las mismas.







7 comentarios:

M. Angeles dijo...

Si que tiene que ser incómodo tener que canbiar hasta de planta para usar el baño. Esto de las barreras...

Anónimo dijo...

Hola Raúl,

La verdad es que es una vergüenza que en un hospital de la Seguridad Social haya estas condiciones para ir al baño (que no es ningún artículo de lujo!!) pero es lo que tiene tanta privatización y tanta mierda. Se gastan el dinero en cosas que no son tan necesarias y ya está...

Bueno como ya estás en casita y con las nuevas máquinas seguro que empiezas a estar mejor y sin tener que hacerte un kilómetro para ir al baño.

Un besito,

Sandra

Isabel dijo...

¡Hola Raúl!
La verdad es que las instalaciones para personas que tienen afectada su movilidad son una auténtica barrera, en el sentido literal de la palabra, pero es lo que tienen los hospitales antiguos. Es algo que me llamaba mucho la atención cuando estuve trabajando en el hospital Puerta de Hierro. Uno de mis trabajos era llevar el registro de caídas del hospital y, el nivel era sorprendentemente bajo teniendo en cuenta las instalaciones. Los baños de las habitaciones eran iguales que el que muestras en la foto. Lo hablaba en numerosas ocasiones con la Supervisora de Calidad (una de mis jefas) y ella misma se ponía enferma porque no podía arreglarlo: trabas, trabas y más trabas. La inversión económica para remodelar los accesos a las habitaciones y los baños de todo el hospital era bestial, y con la apertura de los nuevos hospitales, algo impensable, ya que según la Consejería de Sanidad, con el nuevo hospital esto ya estaría arreglado y no merecía la pena meterse en semejante lío. Podría ser comprensible, ¡si no hubieran tardado unos 7 años en abrir el de Majadahonda! Afortunadamente en los hospitales nuevos (al menos en los que yo he estado) esto ya no pasa, y puedes ducharte incluso sin levantarte de la silla de ruedas, ya que no hay plato de ducha (ni bañera), sino un sumidero en un extremo del baño, con asideros en las paredes. Creo que están muy bien (al menos aparentemente, no los he utilizado). En fin, el caso es que el Clínico no tiene pinta de que lo vayan a remodelar (al menos a corto plazo) y tampoco van a trasladarlo como el Puerta de Hierro, así que me temo que la cosa va para largo. Además, como ahora hay que pagar a empresas privadas la gestión (algo que sale mucho más caro de lo que salía antes pagar a los empleados), pues los presupuestos para otras cosas tienen que mermar...
Pero ahora ya estás en tu casita, tan a gusto. Espero que no te cueste demasiado acostumbrarte a los nuevos aparatos (dentro de lo que cabe) y que te sean útiles. ¡Ya nos irás contando!
Un abrazo,
Isa

ana maria dijo...

Estimados Nuria y Jesus, veo que ya estais en casa, sabia que iban a ingresarte por Nuria en Facebook, ahora lo que toca despues de pasar por el hospital en estas condiciones que explicas, es ir acomodandote lo mejor posible a estas maquinas que te van ayudar, ponles toda tu voluntad Jesus que es para bien, te mando un abrazo muy fuerte a los 2 desde Mataró...

jrrofi8més dijo...

Hola Raúl tus silencios me presagiaban algo y mira por donde has estado ingresado. Tal como cuentas en el post te has llevado un bipab y un perdona no entendí a lo que mas te refieres.

Utilizo un bipab del 5 octubre del 2003, me costó asimilarlo (escribí un diario de incidencias) hasta la aceptación total. Sufrí muy y mucho, no por el bipab en si, si por lo que significaba. Ahora cinco años después el y yo somos uno. Lo necesito incluso para mirar la TV acostado. Para la siesta siempre lo he utilizado.

Te hago la película de esta misma mañana. Hoy a las 7:15 de la mañana mi nieta Júlia, al cabo de unos minutos llega May i Jana, mas tarde Nil todos en la cama con el avi (abuelo) mirando dibujos y el avi con la mascareta puesta, están hasta las 8:00 almuerzan y vuelven a la cama y el avi sigue con la mascareta puesta, 8:20 les empiezan a llamar aseo zapatos abrigo bufanda y al colegio. Siempre hemos jugado con las muletas, el caminador, la silla manual (en sus juegos se montan de dos en dos y juegan a médicos) y con la mascareta jugamos a veces con ella con sopladas de aire. Ellos la mascareta del avi la tienen asumida y yo hace años que también.

Son los pasos que tenemos que dar en la vida, aceptarnos es querernos y dar paz a los familiares, ellos son los principales sufridores de nuestra enfermedad, la señora ELA.

Ánimos Raúl coraje y adelante.
josep rof i rof

Anónimo dijo...

Hola Raúl

Lo de las condiciones de tu ingreso yo lo habría llamado: La Sanidad Pública no me respeta. Historia de mi maltrato.

Ahora que tanto se habla en los medios de comunicación del maltrato, me gustaría que se recordase el maltrato al que los enfermos están sometidos por la sanidad pública.

Lo que te ha pasado a ti, y que yo he sufrido contigo, es un desprecio y una falta de respeto a tu persona.

Es una vergüenza las condiciones de la habitación, pero del hospital también.

Esto no sale en los medios de comunicación, y no se le da difusión. ¡¡ a es que es más importante la entrevista a Julián Muñoz!!

Se me revuelven las tripas con todo esto. No es solo el sufrimiento de ingresar, de encontrarte mal, si no que además tienes que aguantar que no te puedas duchar en condiciones, y que no puedas acceder al baño en tu propia habitación.

Esto es maltrato físico y psicológico. ¿A quién denunciamos nosotros? ¿Quién es responsable de esto? ¿El que gestiona el hospital conoce estas circunstancias? Me gustaría que Zapatitos, Esperanzita, los ministros de sanidad y consejeros respectivos, pasaran unos días en el zulo donde estuviste tu.

Y ya no hablamos de las condiciones higienicas, que son penosas.

Me gustaría que mas de uno se pasase un tiempo en silla de ruedas, pero en el mismo sitio donde has estado tu, porque solo así se daría cuenta de la magnitud de la palabra "maltrato" y por tanto pongan todos los apoyos necesarios para que nadie vuelva a sufrir lo que tu has sufrido estos días.

Te quiero Raúl, porque te creces ante la adversidad, y porque no te has dejado ganar, porque parece que quieren que efectivamente no vayas al hospital aunque seas una persona que verdaderamente lo necesita.

Eres genial, quiero que lo sepas.

Nuri

Eva dijo...

¡Hola, chicos! Pues vaya una vacaciones, Raulillo. Yo he puesto 2 quejas a hospitales (las dos por trato deshumanizado hacia un niño) y me han contestado en ambas ocasiones (no por cortesía... creo que están obligados). No sé si esto arreglaría algo o no de cara a "el siguiente", pero, al menos, lo intenté. Yo que vosotros, escribiría una cartita e incluiría las fotos, vaya que sí.
Un abrazo,