miércoles, 17 de septiembre de 2008

Ley de Dependencia versus Suicidio asistido

“La reforma de las leyes sobre la muerte digna puede llegar más lejos de lo previsto. El Ministerio de Sanidad prepara cambios normativos para garantizar que los enfermos terminales no sufran dolorosas e inútiles agonías. Pero el siguiente paso que planea el departamento promete más polémica: regular el suicidio asistido, esto es, la posibilidad de que un enfermo reciba ayuda para poner fin a su vida, sin que necesariamente se encuentre en situación terminal.”

Pues nada, aquí seguimos leyendo noticias sobre la eutanasia o eso que ahora llaman “suicidio asistido”.
¿Por qué lo llaman así? A mí me suena tan raro, por no decir otra cosa, como cuando la Casa Real anunció “el cese temporal de la convivencia…”. Parece que se cambia el nombre a las cosas por miedo o por disfrazar la realidad, no lo sé.

Y mientras tanto, ¿qué pasa con la Ley de Dependencia?; ¿por qué no funciona o lo hace en pocos sitios?; ¿qué pasa con las leyes que deben regular la vida digna del enfermo?

No me extraña que con esta actitud se oigan ya voces de enfermos que creen que esta nueva ley no tiene como objetivo principal ayudar al enfermo terminal sino ahorrar dinero a la Seguridad Social. ¡Nosotros no somos la solución a la crisis!

Es duro pensarlo pero parece que a los enfermos no se nos ayuda a vivir dignamente pero se nos quiere ayudar a morir dignamente.
El enfermo debe tener una vida digna si no, por mucho que lo llamen así, no habrá muerte digna.

Sólo espero que la Ley de Dependencia no sufra un suicidio asistido.

2 comentarios:

ana maria dijo...

Estimados Nuria y Raul hace muchos dias que no entro en tu blog , pero al final me decido otra vez a enfrentar el problema de esta crual enfermedad ya que nosotros tras la muerte de Antonio mi cuñado hemos quedado como perdidos , cuanta razon tienes al decir que esta ley que da unas esperanzas sea un rollo, no entiendo a los que tendrian que poner solucion a muchas cosas algunas se las salten a la torera, con la importancia que tiene, pero en fin hay que luchar y tener esperanza os mando un fuerte abrazo desde Mataro.

Anónimo dijo...

Raúl

Solo puedo decirte, que me alegro que nos ilumines con estos escritos. Es una pena que los políticos nos vendan humo solamente. No se dan cuenta de cuál es la realidad de la gente de la calle.

Hay que seguir protestando. Si hubiera podido habría ido a la MANIFESTACIÓN pero es que con mis viajes y viviendo en CÁDIZ lo tengo complicado.

Te mando todo mi apoyo y me uno a esta protesta.

¡¡¡ señores preocupense por la calidad de vida de las personas enfermasa, antes de pensar en si quieren morirse o no !!! ¡¡¡ el derecho a vivir dignamente es la primera cosa que han de dar a los ciudadanos !!!

Ánimo. El Confidente deseando llegar a su casa